La imagen peregrina de la Mare de Déu visita la localidad de Xàtiva

Las visitas especiales de la imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados en el Año Jubilar del Centenario de la Coronación Canónica continúan, este mes de septiembre. La primera parada tras el periodo estival ha sido la ciudad valenciana de Xàtiva, este pasado fin de semana. 

La imagen peregrina llegó el sábado por la tarde al monasterio de Nuestra Señora de la Consolación, regido en Xàtiva por las dominicas, en cuya iglesia se celebró una misa.

Después de la misa, tuvo lugar el traslado procesional de la imagen hasta la Colegiata de Santa María de Xàtiva, que acogió una vigilia de oración, informa el abad José Canet.

Ayer domingo se celebró en la Colegiata el rezo de Laudes y a las 12 del mediodía la misa solemne. En ella participaron las parroquias de los arciprestazgos 22 “Virgen de Gracia” y 23 “Mare de Déu de la Seu”. Una vez finalizada la eucaristía tuvo lugar la despedida de la imagen de la Virgen de los Desamparados. 

La siguiente visita especial de la imagen de la Mare de Déu dels Desamparats será el próximo fin de semana del 10 y 11 de septiembre, a Alzira y al santuario de Nuestra Señora del Lluch.

Centenario del patronazgo canónico en Xàtiva

La visita especial de la “peregrina” coincide con la celebración en Xàtiva, desde el pasado 4 de agosto, “del Año Jubilar del Centenario de la proclamación del Patronazgo Canónico de la Mare de Déu de la Seu, de la que también se cumplen 50 años de su coronación”, destaca Canet.

La imagen original de la Mare de Déu de la Seu, de 1460, fue la que protagonizó el “Miracle del Lliri” el 5 de agosto de 1600. Según la tradición, la peste desapareció en Xàtiva después de que los vecinos sacaran en procesión la imagen de la Virgen hasta el convento de Santa Clara. Allí la imagen movió su mano derecha, con un lirio de plata.

La Mare de Déu de la Seu fue proclamada patrona canónica de Xàtiva el 23 de abril de 1923 por Pío XI (se celebró el 5 de agosto de ese año). La imagen original fue quemada en 1936, durante la persecución religiosa, y sólo se salvó la corona. La imagen actual es una talla de madera policromada realizada por Mariano Benlliure en 1943. En agosto de 2023 se conmemorará el cincuentenario de su coronación canónica.

Fotos; F. Perona

No hay comentarios

Dejar respuesta

19 − dieciseis =