El Lluís Alcanyís pone en marcha la Unidad de Insuficiencia Cardíaca

• Atiende de inicio a los pacientes con peor pronóstico con la intención de evitar reingresos y mejorar pronósticos
• Forma parte del servicio de cardiología y cuenta con una consulta específica atendida por una enfermera y dos cardiólogos

El Departamento de Salud Xàtiva-Ontinyent ha puesto en marcha la Unidad de Insuficiencia Cardíaca. Con ello, aquellos pacientes con esta patología son vigilados más estrechamente y por personal más entrenado con el objetivo de evitar descompensaciones y reingresos hospitalarios.

El Departamento de Salud amplia así su cartera de servicios con una Unidad que tiene a su cargo dos cardiólogos y una enfermera y que presta el Servicio de Cardiología en el Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva.

La Unidad se encarga de valorar a los pacientes y hacerles un seguimiento continuado a través de una consulta específica en la que los pacientes remitidos ya han sido diagnosticados previamente por Cardiología.

Desde la Unidad, los cardiólogos Sergio Sánchez y Elena Lucas explican que se trata de atender a “pacientes con mal pronóstico en general y los cuales requieren de un seguimiento estrecho porque sufren muchas descompensaciones”. Por tanto, el objetivo de esta Unidad es “poder ver a estos pacientes con la frecuencia que sea necesaria para realizar los ajustes del tratamiento que necesiten, tomar las constantes de forma más frecuente y guiarles en planes de tratamiento más específicos y otras cosas que en una consulta ordinaria resulta más difícil ofrecer”. No obstante, las pretensiones finales de esta iniciativa llegan a contar con un equipo multidisciplinar que ofrezca un tratamiento integral completo a todos los pacientes con insuficiencia cardíaca crónica.

Según los especialistas, con esta Unidad se intenta, además de evitar reingresos, disminuir la mortalidad de la enfermedad y la mejora de la carga que supone para sus acompañantes o cuidadores el estar constantemente ingresando en el hospital como ocurre habitualmente.

La Unidad se abre atendiendo a los pacientes con un pronóstico más grave y que tienen una limitación de su calidad de vida más significativa y, progresivamente, se irá valorando la apertura a subpatologías de la insuficiencia cardíaca que tienen mejor pronóstico clínico.

El hecho de poner en marcha en este momento esta Unidad con una consulta específica, ha sido puesto en relieve desde los mismos profesionales que han adaptado sus agendas para poder llevar adelante esta iniciativa: “se trata de pacientes con alto riesgo de mortalidad y si se contagiasen de coronavirus tendrían una alta probabilidad de mortalidad. Por ello, aunque el esfuerzo que realiza el hospital de poner en marcha esta Unidad con toda la carga que supone es muy grande, es una inversión importante que beneficia a muchas personas y permite que estos pacientes tengan menos complicaciones en el futuro”, destaca la Dra. Lucas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

tres × 3 =