El Lluís Alcanyís de Xàtiva incorpora una nueva técnica quirúrgica en la cirugía de tiroides

∙ Mejora la seguridad del paciente y los profesionales, y reduce costes de la cirugía de tiroides

∙ Se monitorizan áreas nerviosas durante toda la intervención y se previenen lesiones accidentales durante la cirugía

El Hospital Lluís Alcanyís de Xàtiva ha incorporado una nueva técnica quirúrgica en la cirugía de tiroides que mejora la seguridad del paciente y reduce las complicaciones post quirúrgicas.

La técnica que se ha empezado a realizar se denomina neuromonitorización continua del nervio recurrente y laríngeo superior. Esta técnica quirúrgica consiste en el registro continuo durante la intervención quirúrgica de la conducción del nervio recurrente y del nervio laríngeo superior. Dicho registro lo realiza un neurofisiólogo que orienta al cirujano en la práctica de la cirugía de tiroides y paratiroides con el objetivo de prevenir lesiones accidentales de dichos nervios que podrían condicionar trastornos en la fonación. Estas estructuras nerviosas son muy delicadas y la cirugía sobre ellas requiere de mucha precisión en la disección quirúrgica.

Esta nueva técnica mejora a la utilizada anteriormente que, además de utilizar un servicio externo más costoso, monitorizaba los nervios no de forma continua sino intermitente.
Con este procedimiento se incrementa el grado de seguridad del paciente que tiene que someterse a una cirugía de extirpación de la glándula tiroides o paratiroides. Además, se incrementa también la seguridad del profesional en la práctica quirúrgica y reduce los costes de la monitorización al realizarse con recursos propios del hospital.

Este nuevo procedimiento se ha podido realizar actualmente al mejorar la lista de espera de la unidad de Neurofisiología al incrementarse la plantilla con un facultativo más.
La puesta en marcha de este procedimiento surge de la cooperación entre los Servicios de Cirugía General, que ha promovido la mejora, y el Servicio de Neurofisiología.
Actualmente, el Hospital Lluís Alcanyís realiza anualmente una media de 50 intervenciones de tiroides y 10 de paratiroides. La técnica que se ha empezado a implantar se aplica sobre aquellas cirugías que, por las características del caso, puedan presentar mayor riesgo de lesión nerviosa.

Desde el Servicio de Cirugía General se ha defendido la calidad que provee este procedimiento porque “representa un avance en cuanto a la seguridad del paciente en la cirugía de tiroides y paratiroides”. Por su parte, el Servicio de Neurofisiología ha destacado que “se trata de una ampliación muy importante de su cartera de servicios” y añade “que ha podido iniciarse en este momento debido al incremento de recursos humanos en este servicio y la mejora de su demora media de otras técnicas y atención de consultas”.

En estas primeras semanas, se han realizado ya un total de cinco intervenciones quirúrgicas con esta técnica y sus resultados los califican ambos servicios como “satisfactorios y que mejoran, sin duda, la técnica que se aplicaba anteriormente, porque la complementan”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

20 − 14 =