Xàtiva se rinde a la magia de Miguel Ríos en un vibrante concierto de rock

El escenario de la Murta se llenó de “rock acústico en español” con un de los grandes nombres de la historia de la música española: Miguel Ríos.

Los viejos rockeros nunca mueren. Eso reza una frase popular extendida por todo el mundo. Y no será mentira, cuando Miguel Ríos hizo vibrar, emocionar y cantar a todo un público que no se quisieron perder esta cita con el rockero, por antonomasia, del panorama musical español.

Abrió el recital con ‘Hello Ríos’ y su ya ritual ‘Bienvenidos’ como aperitivo del banquete que vendría a continuación, introducido por unas esperanzadoras palabras sobre la situación actual: “Que alegría volver a verlos. Empieza a palpitarme que el final del túnel está cerca”.

Miguel Ríos se mostró divertido, enérgico y gamberro ante un público entregado que coreó una selección de temas que iban de sus grandes himnos conocidos mundialmente a los recién estrenados títulos como ‘El blues de la tercera edad’ o la canción protesta ‘La estirpe de Caín’.Sobre su vuelta a los escenarios, Miguel Ríos se mostró muy claro: “Soy un yonqui del aplauso”.

Miguel entre canción y canción, recordó a sus compañeros de escenario ” estamos en la casa de Bruno Lomas, así que chicos hay que hacerlo bien”. El rockero que siempre ha brincado por todo el escenario actuó sobre un taburete que era incapaz de retener la energía que le desborda. Desde su asiento alzaba sus manos, mostraba su puño y se dejaba llevar por el folk. Las pantallas de los lados del escenario hacían un plano detalle de sus manos que siempre gesticulizan con mucho carácter las canciones del artista.

A sus 77 años de edad Miguel Ríos no pierde su garra. Durante el concierto apretaba los dientes, cerraba sus ojos y reía mirando hacia arriba con los brazos abiertos. Después de celebrar su 77º aniversario en junio, el cantante llegó a Xàtiva en compañía de The Black Betty Trio.

Con esta banda, el granadino presentó las canciones de su nuevo álbum “Un largo tiempo” con temas como “El blues de la tercera edad”, “La estirpe de Caín” o “Que salgan los clowns”. Se trata de un disco dominado por los sonidos acústicos donde Miguel Ríos busca los orígenes del rock’n’roll.

En el lado de los grandes éxitos del cantante, Ríos eligió ‘El rock de la cárcel’, el ansiado ‘Santa Lucía’ y, por supuesto, para cerrar y dibujar una amplia sonrisa en la cara tras la mascarilla.

‘El himno de la alegría’, un tema dijo cantar “pensando en todo lo que nos ha pasado y lo que nos está pasando” y que sigue sonando de manera impecable en la voz de Miguel Ríos desde que empezara a cantarlo en 1970.

Una extensa y calurosa ovación final después de más de dos horas y cuarto de música sin interrupción fue el regalo del público asistente hacia Miguel Ríos & The Black Betty Trio.

No hay comentarios

Dejar respuesta

once + uno =