Xàtiva busca financiación en Europa para implantar el proyecto URBAN

El proyecto URBAN prevé la creación de un banco de tierras gestionado por una cooperativa con apoyo municipal

Hoy se ha presentado en el Ayuntamiento la estrategia URBAN, un proyecto que aspira a contar con financiación de los fondos FEDER para impulsar en la ciudad un sistema de producción agrícola ecológico, generador de empleo y fundamento de una economía circular y local. A la rueda de prensa de presentación, han asistido el alcalde Roger Cerdà, el primer teniente de alcalde y concejal de Promoción Económica, Miquel Lorente, así como Iván Martínez, concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Alzira, ciudad con la que Xàtiva comparte el proyecto. El montante económico global del URBAN alcanza los dos millones de euros, de los que la mitad la aportaría los fondos europeos, mientras que la otra mitad deberían aportarla Xàtiva y Alzira al 50%.

rueda-de-prensa-miquel-rogerCerdà ha querido destacar los aspectos colaborativos y de innovación del proyecto. Según el alcalde, “esta iniciativa aporta soluciones innovadoras, de formación, autoempleo y rehabilitación de espacios degradados, con una vocación de servir de ejemplo para otros municipios”. Por su parte, Lorente ha declarado que “se trata de llevar a cabo una reconversión agrícola, aprovechando terrenos desocupados por la especulación para convertirlos en un motor de cambio”. Finalmente, Martínez ha remarcado que “llegar a un planteamiento como éste, en que se materializa un proyecto local en colaboración entre ciudades, ha sido muy positivo, ya que se suma aspectos como la innovación con la lucha contra la exclusión social y el abandono de terrenos productivos “.

roger-01La solución propuesta pasa por la generación de un mercado ecológico local que disponga de su propia marca, promocionando alimentos agroecológicos de proximidad y de temporada. Se busca la implantación de usos agrícolas sostenibles, fomentando el autoconsumo local y ofreciendo una vía de empleo para colectivos desempleados o en riesgo de exclusión social. Uno de los requisitos del proyecto es que la explotación de las tierras tiene que ser respetuosa con el medio ambiente, aportando un mayor valor añadido a los productos que tendrán que ser saludables y de producción ecológica.

Asimismo, el proyecto URBAN incluye la constitución de una cooperativa en forma de sociedad agraria de transformación, apoyada por las administraciones públicas, que ponga terrenos municipales no utilizados a disposición de los participantes en el proyecto, creando un banco de tierras para uso agroecológico y social. Las estimaciones iniciales indican que esta cooperativa podría agrupar hasta 60 trabajadores.

concejal-de-alziraPara llevar a cabo este proyecto es necesaria la creación de una escuela donde los más jóvenes y aquellas personas en situación de exclusión social, con carencia de recursos económicos o parados de larga duración y de difícil inserción en el mercado laboral puedan formase para desarrollar las actividades del proyecto. La cooperativa y la escuela se ubicarían en un edificio de propiedad municipal el cual se rehabilitaría y adecuaría de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente, procurando la eficiencia energética mediante la reducción de emisiones de CO2 a través de sistemas de energía renovable como la solar o la térmica.

Finalmente, todo el sistema de distribución se basaría en una plataforma Km 0 que apoye el uso eficiente de los recursos, construyendo alianzas entre agricultores, restaurantes y consumidores locales. El transporte de los productos desde el punto de producción a la cooperativa y posterior lugar de venta se realizaría a través de vehículos eléctricos o híbridos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cuatro − 2 =