La Policía Nacional reconstruye la fuga del asesino de la mujer enterrada en Alzira

–   Las cámaras de seguridad de unos apartamentos de Los Barrios (Cádiz) le captaron arrastrando por los tobillos a una mujer e introduciéndola en el maletero de un coche

–   Los agentes constataron que el presunto autor de los hechos adquirió diversos efectos -una pala, un palote, un hacha, unos guantes anti-corte y un cúter- en un local comercial próximo al lugar donde se localizó el cadáver

–  Tras el crimen, el detenido abandonó nuestro país en vehículo hasta Milán donde tomó un avión rumbo a Reino Unido para, finalmente, volar hasta Estados Unidos donde residía en la ciudad de Denver

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una minuciosa investigación para reconstruir la fuga del presunto autor de una mujer en Cádiz que, posteriormente, fue enterrada en la localidad valenciana de Alzira. Las cámaras de seguridad de unos apartamentos de Los Barrios (Cádiz) captaron a la víctima –pareja del arrestado- siendo arrastrada por los tobillos e introducida en el maletero de un coche, por un hombre cuya apariencia física coincide con la de su marido. Los agentes constataron que el presunto autor de los hechos adquirió diversos efectos -una pala, un palote, un hacha, unos guantes anti-corte y un cúter- en un establecimiento de suministros industriales próximo al lugar donde apareció el cadáver. Los investigadores han podido constatar que, tras cometer el crimen, el detenido huyó de España en vehículo hasta Milán donde fue localizado el turismo de alquiler en el aeropuerto de esa ciudad. Allí cogió un vuelo hacia Reino Unido para, finalmente, volar hasta Estados Unidos donde residía en la ciudad de Denver.

Denuncia de la desaparición a través de las redes sociales

La investigación se inició a raíz de una denuncia formulada por una mujer a través de redes sociales en la que comunicó la desaparición de su amiga, una ciudadana norteamericana. Los agentes realizaron las primeras gestiones para la localización de la desaparecida centrándose éstas en su pareja y en el vehículo que utilizaban para los desplazamientos. Dicho vehículo fue localizado en el aeropuerto de Milán, confirmándose que el hombre había tomado un avión en Italia rumbo a Reino Unido y desde ahí a EEUU, donde tenía localizado su domicilio en Denver (Colorado).

Continuando con las gestiones, los agentes determinaron que el último paradero conocido de la víctima eran unos apartamentos en la localidad de Los Barrios (Cádiz). Al visionar cámaras de seguridad de este alojamiento, los investigadores observaron al arrestado arrastrando un cuerpo por los tobillos e introducirlo en el maletero de un coche de alquiler.

Enterrada en Alzira

Los agentes iniciaron un dispositivo de búsqueda para la localización de la mujer desaparecida. El día 21 de enero localizaron unos restos humanos semienterrados en la ciudad de Alzira (Valencia) que fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Valencia.

En el marco de las múltiples gestiones llevadas a cabo a los largo de la investigación para esclarecer los hechos, a través de la revisión de las cámaras de seguridad de la zona próxima a la localización del cadáver, se observó que el arrestado estuvo en la mañana del 27 de diciembre en un establecimiento de suministros industriales adquiriendo una pala, un palote, un hacha, unos guantes anti-corte y un cúter que podría tratarse del que se localizaron restos al descubrir el cadáver.

Arrestado tras su regreso a España

El pasado 26 de diciembre el enlace del FBI en la Embajada de EEUU en Madrid comunicó a los investigadores haber recibido la información que el  principal sospechoso del homicidio estaría en disposición de viajar de regreso a España en fechas próximas, desconociendo el motivo de su viaje a nuestro país. Finalmente, el día 28 de enero fue detenido en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajasy puesto a disposición judicial.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciseis + uno =