Jornada complicada para el Club Ajedrez Xàtiva

El pasado sábado el Club Ajedrez de Xàtiva visitó al líder de la categoría, con la sensación de llegar con los deberes hechos. Ya que habíamos dejado atrás un montón de equipos que miraban de reojo la permanencia.

En esta ocasión, acudieron; Marí, Roselló, Salvador, Quique, Esteve, Ramírez, Quesada y Cesar.

Este rival se había reforzado con 3 jugadores. Por lo que el primer tablero habitual se encontraba jugando de nº 4.

El encuentro fue intenso, pronto se encontraron en que algunas partidas se estaban complicando.

En la mesa 5, de Esteve, su rival Gerona había hecho un sacrificio en el que le dejaba con caballo y alfil por torre, pero su enroque se había volatilizado. Mientras Quesada, jugando en la mesa 7, acababa de perder un peón quedándosele a su rival un peón pasado, muy complicado de defender.

Por otro lado, en la parte alta tanto la mesa 2 como la 3 los chicos se encontraban en igualdad, pero les estaban venciendo la batalla del tiempo. El resto de partidas se mantenían en igualdad.

El primero que se levantó fue Vicente Quesada, que en un juego insostenible acabó rindiendo. Marí jugando de 1, en la jugada 14 ofreció tablas, ya que no veía como progresar en su partida. El rival rechazó. Ramírez, sí que hizo tablas jugando de 6, contra Raúl García Boix. Esteve, ya no tenía casi opciones de librarse del ataque demoledor de su rival.

En la mesa 8, la partida de César comenzaba a abrirse, aunque era incierto el resultado. En la mesa 4, Quique mantenía el tipo contra todo un Llorens. Que se encontraba desquiciado. En la mesa 3, Salvador estaba igualado, pero a su rival, ya solo le quedaba 4 minutos. En la mesa 2, Roselló comenzaba a simplificar en partida igualada, pero aún era más llamativo que a su rival solo le quedaran 2 minutos por más de 40 de nuestro jugador. El juego seguía su curso.

Esteve se quedó sin defensa y tuvo que sucumbir ante su rival. Ya iban 2’5-0’5.

Ahora en la mesa 1, Ferrán Reig, ofreció tablas que el jugador de Xàtiva aceptó. Ya solo quedaban 4 jugadores. Con 3-1 en el marcador.

Roselló igualado, con 40 minutos para el jugador local, por 1 para Clari. Salvador también igualado, con 37 minutos para nuestro jugador por 3’5 para Roca. Quique con ventaja contra Llorens. Y César en partida abierta y pequeña desventaja de tiempo para nuestro jugador.

Parecía que podían dar la campanada ya que casi todas las partidas nos eran favorables de algún modo. Llorens se tiró a lo loco contra Quique que le contrarrestó con jugadas que parecían jugadas por un gran maestro. A lo que Llorens no tuvo otra que abandonar, ante la evidencia del gran juego del jugador de Xàtiva. 3-2 (recortando distancias).

En el tablero 8 Juan Bautista se había lanzado al ataque, pero el jugador local se defendía muy bien poniendo en apuros al jugador local. Cada vez parecía más cerca que iban a dar la vuelta al marcador.

Clari ya estaba jugando al toque, mientras el jugador (Roselló) se dedicaba a pensar 3 minutos para cada jugada. Roca no parecía que pudiera pasar de las tablas, en un final de caballo y 2 torres contra alfil y 2 torres. Y jugando con tan solo 2 minutos contra 30 deel  jugador del club de Xàtiva.

Pero en el tablero 8 César parecía que se había liado por culpa de los apuros de tiempo. Y ahora se encontraba en apuros.

Ahora el encuentro se ponía cuesta arriba ya que:

En la 2 Clari, después de abrir la partida hasta llegar a un final, tenía un fácil doble con el que capturaba la dama de Roselló. En la 3 Salvador se dejó un peón dejando a Roca con peón pasado. Y en la 8 la partida de César, parecía vista para sentencia.

Poco después César le dio la mano a Juan Bautista tras rendir en batalla muy luchada. 4-2, ya no podían ganar y empatar era casi un milagro. A las 21h, ofrecieron 2 empates para irnos almenos con un 5-3 a casa. No aceptaron.

Clari no vio el doble y la partida prosiguió. Cada vez se acortaban más los tiempos, por lo que la igualdad estaba servida para Roselló.

En cambio, Salvador no lo tenía fácil para salir airoso de ese final ya que se encontraba con el rey cerrado en la columna h y no había forma de evitar que Roca, se hiciera con los peones más avanzados.

Continuaron jugando Roselló cambió las damas quedando un final en que Clari tenía un peón de más y caballo por ambos bandos.

Finalmente, Salvador acabó tumbando el rey. Y tras más de 4 horas de partida Roselló finalizó el mach con unas tablas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dos + siete =