Vallés contratará a dos personas con ayuda de la Diputación para trabajar en servicios esenciales del municipio

El Ayuntamiento de Vallés contratará a dos personas a partir de este otoño para cubrir el mantenimiento de los servicios esenciales del municipio. El personal contratado realizará tareas propias de una cuadrilla municipal como la limpieza de calles, la ejecución de obras menores y trabajos de jardinería.

“Si no fuese por esta ayuda, tendría que ser yo quien tuviera que sacar tiempo para barrer las calles y vaciar las papeleras”, remarca el alcalde de la localidad, José Javier Sisternes. “Sin la ayuda de la Diputación de Valencia no podríamos subsistir como pueblo”.

Vallés es un municipio de 145 habitantes ubicado en la comarca de La Costera, a unos 5 kilómetros de Xàtiva. El desempleo en el municipio afecta a cerca de un 19% de la población y las cuentas municipales no permiten que el equipo de gobierno pueda disponer de una cuadrilla propia.

Los 7.000 euros que aporta la Corporación provincial sirven para poder crear dos contratos de media jornada con una duración de cuatro meses, una colaboración entre Ayuntamiento y Diputación que ya se ha producido en otras ocasiones.

Un impulso económico esencial para los municipios

“Esta ayuda es la salvación del Ayuntamiento, que se encontraba en una situación económica insostenible”, subraya Sisternes. El consistorio se encontró en 2015 con una deuda que alcanzaba los 122.000 euros, según explica el mismo alcalde. Una cuantía que superaba el presupuesto anual de la entidad local, que ronda los 100.000 euros.

“El impulso de la Diputación nos ha permitido reducir en dos años más de la mitad de la deuda, hasta los 51.000 euros en los que se encuentra actualmente”, explica Sisternes, que prevé que la cifra siga reduciéndose hasta los 20.000 euros al final de la legislatura. “Esto nos permitirá valernos por nosotros mismos a partir de 2018 y, esperamos, no necesitar nuevamente la ayuda de la Diputación”.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Nueve − 9 =