La Plataforma Carles Pinazo advierten al consistorio xativí que ninguna ley obliga a permitir la instalación de una plaza portátil

La Plataforma Carles Pinazo, entidad que integra a más de 30 organizaciones valencianas en defensa de los animales, ha hecho llegar un escrito a Roger Cerdà, alcalde de Xàtiva, y al resto de regidores y regidoras del Ayuntamiento de la ciudad, para felicitar al consistorio y a la ciudadanía de Xàtiva por el paso adelante que se dio hace pocos días con la consulta ciudadana sobre la «tortura taurina» en la Feria. A pesar de que desde la Plataforma no son partidarios de consultar sobre el «linchamiento público de animales», valoran positivamente el resultado de la consulta, donde «sólo el 12% de la ciudadanía con derecho a voto decidió seguir apoyando los toros, demostrando una vez más que la grandísima mayoría de la sociedad no tiene ningún interés en maltratar animales como forma de diversión», ha explicado Rosa Tormos, portavoz de la Plataforma Carles Pinazo.

Por otro lado, en la carta lamentan la noticia aparecida hace unos días donde se publicaba que el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Xàtiva, Miquel Lorente, había afirmado que si un empresario decidía montar una plaza de toros no se podrían oponer porque no existía un marco legal, haciendo ver que el gobierno municipal de Xàtiva no tiene otra alternativa que permitir la instalación de una plaza de toros portátil para la celebración de festejos taurinos. Sobre este punto, desde la Plataforma Carles Pinazo advierten al consistorio xativí que ninguna ley obliga al ayuntamiento a permitir la instalación de una plaza, y mucho menos a dar el visto bueno a la celebración de actos taurinos.

Cómo indican desde la Plataforma, tanto en la normativa autonómica que regula los festejos taurinos tradicionales, como en la reglamentación estatal, se remarca que es imprescindible una declaración favorable por parte del ayuntamiento para la celebración de los festejos con toros en su término municipal, «declaración que el ayuntamiento puede perfectamente negarse a conceder con argumentos tan válidos como los problemas de seguridad, la mala imagen para la población o la voluntad de no participar del maltrato animal», asegura Tormos. «Queda claro que el ayuntamiento puede rechazar la instalación de una plaza portátil y, todavía más, cuando se ha realizado una consulta ciudadana que fundamenta este rechazo. Confiamos en que la alcaldía de Xàtiva tenga la valentía de cumplir la voluntad del pueblo y dé el salto al siglo XXI».

1 Comentario

  1. Ninguna ley y ningún referéndum popular puede autorizar una inmoralidad. El maltrato animal es una inmoralidad lo vote quien lo vote. Por tanto no es de recibo hacer consultas populares para ver si se autoriza o no un Maltrato, como no se podría votar si seguimos o no con la esclavitud..

Dejar respuesta

dos × 5 =