La Diputación destina más de 2,1 millones de euros a los municipios de la Costera

La Diputació de València ha aprobado este martes una nueva convocatoria del plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), el cuarto desde que se inició la legislatura. En esta ocasión, los 18 municipios de la Costera dispondrán de 2.135.946,49 euros para mejorar espacios y servicios públicos en actuaciones que tendrán que ejecutarse antes del 31 de diciembre de 2019, y que podrán financiar obras ya realizadas desde el 1 de enero de este año.

La cuantía de las ayudas alcanza desde los 74.027,42 euros de Torrella hasta los 236.944,19 euros para el municipio de Xàtiva, pasando por los 184.967,07 euros de Canals o los 141.627,97 euros para el municipio de Vallada.

En palabras del presidente, Jorge Rodríguez, “desde el primer momento se tuvo claro que el superávit de la gestión tenía que destinarse a las personas antes de acabar en los bancos para amortizar una deuda que no se ha dejado de reducir, hasta convertirnos en una de las administraciones más saneadas de España”.

En esta línea, la vicepresidenta, Maria Josep Amigó ha asegurado que “tres años después del cambio político, esta corporación ha consolidado una nueva forma de gobernar, basada en la justicia en el reparto de los recursos, la colaboración con la Generalitat, la gestión eficaz que fomenta la autonomía municipal y el fin del clientelismo”.

Además, Amigó ha afirmado que estos planes “sirven para paliar el déficit de financiación de nuestros pueblos y ciudades, que ha imposibilitado en muchos casos la prestación de servicios básicos de calidad”.

Por su parte, el diputado de Cooperación, Emili Altur, ha señalado que los ayuntamientos “tienen prácticamente libertad absoluta para decidir en qué obras se invierte el dinero”, con un catálogo que alcanza desde la mejora de redes de abastecimiento de agua y alcantarillado hasta la renovación de instalaciones deportivas, pasando por recogida y tratamiento de residuos, energía, iluminación pública, gestión del conocimiento, promoción turística, comercio, parques y jardines, ordenación del tráfico, equipamientos culturales, carreteras y caminos, protección del patrimonio e intervención en colegios de Infantil y Primaria.

Respecto a los criterios de reparto de estas ayudas, tanto para la Costera cómo para el resto de comarcas, Altur ha explicado que “el 34% se concede por el valor marginal, o lo que es lo mismo la mera existencia como municipio, el 30% en función de la población, el 10% según la superficie y otro tanto en función del número de parados registrado, y otros parámetros como el coste de los servicios, la existencia de núcleos históricos o la adhesión al Pacto de Alcaldías, que mide la implicación de cada municipio con el medio ambiente”.

Más de 140 millones de euros

Con este nuevo IFS, que se prolongará hasta el final de la legislatura, la Diputación ha invertido en las comarcas valencianas 140 millones de euros desde 2015, en el marco de un plan que ha sido valorado con un 9,1 sobre 10 por los alcaldes y alcaldesas, en la encuesta recientemente publicada por la corporación.

Los 266 municipios de la provincia recibirán fondo de este programa, que destina 33 millones de euros a los 261 municipios de menos de 50.000 habitantes y 2 millones de euros a los cuatro municipios de más de 50.000 y los pueblos de Valencia ciudad, que antes se conocían como pedanías.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × 2 =