Xàtiva en la élite de los eSports gracias a ‘Blackhole’

‘Blackhole’ es el nombre que utiliza David Cervelló en las competiciones de Hearthstone, el videojuego en el que se ha especializado y que le ha valido fichar por el equipo de deportes electrónicos (eSports) más importante de España, el Movistar Riders.

Nacido en Xàtiva hace 22 años, Cervelló siempre ha mostrado un gran espíritu competitivo. Durante muchos años jugó al bádminton y también era aficionado a los juegos de cartas. Fue esta afición la que le hizo cambiar el juego League of Legends (LoL), uno de los primeros y más populares en los eSports, por el de Hearthstone que, simplificando mucho, es un juego en el que se coleccionan cartas pero de manera online.

Hearthstone: Heroes of Warcraft es un juego desarrollado por Blizzard Entertainment, un gigante en la industria de los videojuegos multijugador en red, que nació hace apenas 4 años. El desarrollo de los eSports va a una gran velocidad, y en poco tiempo un juego puede convertirse en todo un clásico, como es el caso de Hearthstone. Hay que tener en cuenta que en estos juegos se compite online, el rival puede ser cualquier persona en el mundo, por lo que el nivel de competencia es altísimo. Pese a la apariencia de sencillez que tiene Hearthstone, se necesita ser realmente bueno para destacar.

Fuente: Youtube/Hearthsonte ES

David Cervelló ha logrado destacar hasta el punto de formar parte del equipo de Hearthstone de Movistar Riders. Fue fichado después de que se convirtiese en una de las revelaciones de la temporada 2017 en este juego y pasase a ser considerado como uno de los especialistas de Hearthstone a nivel nacional con más potencial. El punto de inflexión fue el ESL Masters de Hearthstone; Cervelló/Blackhole no sólo consiguió clasificarse para disputar la segunda temporada sino que llegó a alcanzar la final. Por el camino dejaba a alguno de los mejores jugadores españoles de Hearthstone que ha habido hasta ahora, como es el caso de David Muñoz (Kaisercillo), quien recientemente ha dejado la competición, y es que, como decíamos, el mundo de los eSports va muy rápido.

Tras haber sido subcampeón del ESL Masters, Blackhole fichaba por el Movistar Riders. Antes ya había pasado por otros equipos profesionales como OMG Bar, R2K eSports y ROV Gaming.
La profesionalización de las competiciones de videojuegos es relativamente reciente en España, y está menos desarrollada que en otros países. Sin embargo, la estructuración de este sector es cada vez más sólida y cuenta con un número de seguidores que no deja de crecer, lo que está situando el mundo de los videojuegos como nicho de mercado muy interesante en el que invertir.

Según los datos del Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos que se avanzaron el pasado mes de junio, la facturación del sector en 2018 aumentará en cerca de un 16% respecto al año anterior. En ese clima de crecimiento, la Comunidad Valenciana se sitúa como uno de los puntos calientes de la industria en España, sólo por detrás de Cataluña y la Comunidad de Madrid. Una de las áreas que se está desarrollando más dentro del sector, es la de los eSports. Se calcula que hay unas 300 personas que viven directamente de los deportes electrónicos en España, y se considera que hay unos 100 jugadores profesionales. Contar con un setabense entre ellos es todo un logro.

Pese a la breve trayectoria de los eSports y a que no hayan recibido demasiada atención de los grandes medios, en España ya ha habido grandes jugadores que han destacado a nivel internacional. El caso más famoso es el de Carlos Rodríguez Santiago, conocido como ‘Ocelote’ y todo un referente de los eSports, quien destaca tanto por ser un pionero en la materia como por convertirse en uno de los mejores jugadores de LoL del mundo y por crear uno de los primeros y más importantes equipos de eSports de España, G2 Esports. Un espejo en el que se miran muchos jóvenes profesionales como David Cervelló.

Imagen de portada de Wikipedia/Daniel Benavides//CC BY 2.0

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciocho − dos =