Si tienes uno de estos hábitos… ¡TU SALUD ORAL CORRE PELIGRO!

Son muchos los hábitos o «manías» que generalmente de forma inconsciente hacemos.

Los que hacemos con la boca perjudican nuestra salud oral, así que, si quieres saber más, sigue leyendo…

¿Cuáles son los más frecuentes?

Desde nuestra clínica de confianza, Dental Mulet, destacan las siguientes y también nos cuentan cómo podemos solucionarlos.

1. ONICOFAGIA

Este es el más frecuente de los malos hábitos: MORDERSE LAS UÑAS.

Esta manía tiene un origen ansioso. Cuando nos mordemos las uñas repetidamente, aparecen lesiones y desgastes en el relieve de los incisivos y en el esmalte.  Se crean también alteraciones dentarias y afecta a la higiene de todo el aparato estomatognático (conjunto de órganos y tejidos que permiten comer, hablar, pronunciar, masticar, deglutir, sonreír, respirar, besar y succionar).

  • La TERAPIA DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA O MIOTERAPIA ha sido utilizada ampliamente en el tratamiento de la onicofagia y es considerada la técnica más exitosa hasta el momento. Existirán casos que necesitemos ayuda experta de psicólogos que identifiquen las causas del estrés y/o ansiedad y tratar de minimizarlas en la medida de lo posible. Se puede requerir tanto a medidas funcionales (psicoeducación) como a medidas farmacológicas, siempre bajo supervisión del profesional.
  • También han sido utilizadas TECNICAS AVERSIVAS, como impregnar los dedos con sustancias amargas, protectores para los dedos, etc.
  • El TRATAMIENTO CON FÉRULAS a modo de resina protectora: una vez colocada la férula en la boca del paciente, queda una mordida abierta interior que dificulta totalmente el contacto borde a borde de los dientes, con lo que la acción de morderse las uñas es prácticamente imposible.

2. INTERPOSICIÓN LABIAL

Es el hábito de morderse el labio, generalmente el labio inferior.

Esta manía tiene un origen ansioso.

Lo grave de la interposición labial es que puede causar problemas de mal posición dentaria causando que los dientes incisivos superiores tengan una posición más anterior y los incisivos inferiores una posición más posterior. Se requerirá tratamiento de ortodoncia y de re-educación de malos hábitos.

3. MORDER OBJETOS

Otro de los más frecuentes y de lo más peligroso. Al igual que el resto, también tiene un orígen de ansiedad.

Cuando mordemos un objeto, por ejemplo, un bolígrafo, éste puede contener gérmenes, bacterias… ya que habrá estado en contacto con otras superficies, caído al suelo, usado por más personas… Esto hace que pasen a nuestra boca pudiendo llegar a nuestro organismo bien sea por ser tragados junto con la saliva o por medio del torrente sanguíneo, llegando más invasivamente a través de un arañazo en la encía, por ejemplo.

  • La TERAPIA DE MODIFICACIÓN DE CONDUCTA O MIOTERAPIA se utiliza para eliminar este hábito. Existirán casos que necesitemos ayuda experta de psicólogos que identifiquen las causas del estrés y/o ansiedad y tratar de minimizarlas en la medida de lo posible. Se puede requerir tanto a medidas funcionales (psicoeducación) como a medidas farmacológicas, siempre bajo supervisión del profesional.
  • Podemos pedir ayuda a las personas de nuestro entorno para que nos avisen al ver este comportamiento y así pararlo.
  • Si el hábito se asocia a una actividad, por ejemplo, mientras estudiamos, podemos mantener las manos ocupadas en otra cosa, como una pelota antiestrés.

4. DERMATOFAGIA

Es también muy frecuente y consiste en el hábito de morderse a sí mismo.

Tranquilos, no es canibalismo, sino el hábito de morderse normalmente la piel de alrededor de las uñas y en nuestro caso morderse los labios y la piel y carne de dentro de la boca (mejillas, parte interna de los labios, lengua…) Al igual que los demás, aparece el componente psicológico, de ansiedad y/o estrés.

Al morderse podemos ocasionar desgaste en los dientes implicados, pueden aparecer problemas en la Articulación Temporo Mandibular, que causan con dolor, problemas para la masticación… y si no se logra el abadono del hábito, las consecuencias pueden llegar a ser más importantes, ya que el mordisqueteo continuo puede ocasionar heridas, que al no curar pueden evolucionar a lesiones precancerosas.

Su tratamiento será igual que en el anterior hábito.

Hasta aquí los más importantes MALOS HÁBITOS a tener en cuenta. Esperamos que te haya servido para saber identificarlos y así puedas poder remedio.

No lo dudes, ante cualquier sospecha ponte en contacto con Dental Mulet y te ayudarán en todo lo posible.

Las PRIMERAS CITAS son GRATUITAS

Llama y reserva ya en el 962284345

No hay comentarios

Dejar respuesta

3 × 3 =