Piden ocho años de cárcel para Marcos Benavent, el ‘yonki del dinero’

EUROPA PRESS
La Fiscalía Anticorrupción solicita 8 años y tres meses de cárcel para el que fuera gerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent -el autodenominado ‘yonki del dinero’- por las supuestas irregularidades en adjudicaciones a la empresa Thematica Events.
Hace un mes, la jueza sustituta del Juzgado de Instrucción 18 dictó el primer auto de procesamiento dentro del caso Imelsa y su derivado Taula, cuya investigación se remonta al año 2015, y abrió el plazo para que las partes solicitaran la apertura de juicio oral formulando escrito de acusación o el sobreseimiento de la causa. La jueza apreció indicios de que hubieran podido producirse los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, falsedad en documento mercantil y en oficial realizado por funcionarios, fraude en la contratación y blanqueo de capitales.

Ahora ha comunicado la apertura de juicio oral y el escrito de calificaciones provisionales de la fiscalía, donde se piden ocho años y tres meses de prisión para Benavent y cuatro para su presunto testaferro, José Estarlich. Al tramitarse en el juzgado, se han traspapelado algunas partes del escrito con el resto de solicitudes de pena, lo que será subsanado cuanto antes.

Benavent reconoció haber utilizado Thematica para fines personales
En esta pieza están investigados, además de Benavent y entre otros, el exvicepresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Moncada con el PP, Juan José Medina, y Rafael García Barat, administrador de Thematica Events, mercantil en la que participaba el ‘yonki del dinero’ y sobre la que giran todas la adjudicaciones cuestionadas en esta causa.
Anticorrupción enmarca los hechos dentro de la “operativa criminal” diseñada para el presunto desvío de fondos públicos utilizando la empresa pública Imelsa -actual Divalterra-, por parte de sus dirigentes, entre ellos Marcos Benavent, gerente de dicha empresa por decisión del expresidente ‘popular’ de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. El propio Benavent reconoció que, para sus fines personales y del partido político al que pertenecía, utilizó, entre otras vías, a la sociedad Thematica Events, cuyo administrador único desde su constitución es Rafael García Barat.

Tras diferentes compraventas de participaciones sociales, García Barat y Benavent acordaron la compra por parte de este ultimo de participaciones sociales, una operación que nunca llegó a inscribirse en el registro mercantil de tal forma que “de forma velada” Marcos Benavent ostentaba casi el 40% de dicha sociedad, lo que le permitía realizar y canalizar a través de ella contratos con diferentes administraciones públicas y, entre ellas, el desvío de fondos públicos desde Imelsa, considera Anticorrupción.

Thematica participó también en ‘Metamorphosis’, un espectáculo audiovisual encuadrado entre las acciones que, por parte de Imelsa en colaboración con el MuVIM, se llevaron a cabo como promoción de árboles monumentales. El coste asumido finalmente por Imelsa como consecuencia del espectáculo contratado ascendió a 234.645 euros, aunque el enriquecimiento, según Anticorrupción, fue para la empresa elegida por Marcos Benavent para hacerse con los beneficios de dicha contratación.
De esta forma, Thematica no habría hecho más que subcontratar los servicios “obteniendo importantes beneficios en perjuicio de la empresa pública al realizar un sobrecoste en parte de las facturaciones asumidas finalmente por Imelsa”.

Para ello, de acuerdo al relato del fiscal, Benavent y su socio García Barat se habrían concertado con el objetivo de adjudicar dicha contratación de forma directa, eligiendo a las empresas subcontratistas y servirse después de parte de las elegidas para incluir servicios “inexistentes” incorporando a su patrimonio el importe obtenido con dicha facturación falseada.

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciseis + quince =