Mompó denuncia el «abandono de los usuarios» de la línea Xàtiva-Alcoi

· El dirigente popular advierte que miles de usuarios sufren una comunicación deficiente con el área metropolitana de Valencia
· El inicio del curso universitario y la recuperación de la actividad laboral durante el mes de septiembre ha provocado un aluvión de quejas de los usuarios
· Tanto Gobierno como Generalitat se comprometieron a realizar «inversiones en materia de digitalización, seguridad y diversas mejoras que no han llegado»

El presidente provincial del PP de Valencia, Vicente Mompó, ha asistido hoy a la concentración convocada en la estación de Renfe en Montaverner para denunciar «la reducción de frecuencias de la línea ferroviaria Xátiva-Alcoi y reclamar que se cumplan los compromisos de mejora de obras y seguridad del Gobierno de España y de la Generalitat».

Mompó –que ha estado acompañado por el alcalde de Montaverner, Jorge Boluda; los diputados provinciales, Modesto Martínez y Avelino Mascarell; y el diputado autonómico, Felipe Carrasco, así como por representantes del colectivo la Unió de Estudiants Valencians– ha indicado que esta línea 47 de ferrocarriles «es una vía que ha servido para vertebrar el territorio en los últimos cien años y que mantiene una red de comunicación entre los municipios de estas comarcas y permitir el acceso a la red de Cercanías con conexión con la ciudad de Valencia».

Los usuarios de esta línea que, en la provincia de Valencia son vecinos de las comarcas de La Costera y la Vall d’Albaida, son fundamentalmente «estudiantes y trabajadores que tienen que desplazarse al área metropolitana de Valencia y que están sufriendo un inaceptable nivel de abandono y falta de inversión en los últimos años».

La reducción de la frecuencia de paso de los trenes es otra cuestión que Mompó ha denunciado, ya que «desde el pasado 13 de marzo se redujeron las frecuencias y no se ha recuperado el horario anterior a esa fecha con el consiguiente perjuicio para los usuarios». Actualmente esa frecuencia se mantiene reducida de 7 a 2 convoyes lo que Mompó ha calificado como «inaceptable».

Mompó ha recordado que los responsables del mantenimiento y gestión del servicio son el Gobierno, a través de RENFE y ADIF, así como el Gobierno valenciano y «ambos ejecutivos se comprometieron a realizar inversiones en materia de digitalización, seguridad y diversas mejoras que no han llegado».

El inicio del curso universitario, en Valencia y en Ontinyent, junto a la recuperación de la actividad laboral en este mes de septiembre «ha provocado el lógico aumento de las quejas de los usuarios de la línea por unas deficiencias que se están convirtiendo en endémicas y que se agravan por la limitación de horarios».

La dejación de funciones de Ábalos
Vicente Mompó ha exigido tanto al Gobierno como a la Generalitat que «modifiquen las frecuencias del servicio de la línea 47 y se vuelva al horario previo a las limitaciones marcadas como consecuencia de la pandemia de coronavirus» y también ha instado a que «cumplan con sus compromisos inversores en una línea tan importante para miles de valencianos que ahora mismo se sienten abandonados».

Y es que esta línea ferroviaria no es la única que ha mermado en su frecuencia en la provincia, ya que entre Castellón y Valencia se ha bajado de 49 cuando gobernaba el PP a los 24 actuales; entre Segorbe y Valencia se ha reducido de 6 a 3; y de Requena a Valencia de 9 a 4.

Por todo ello, ha recordado que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos y su lugarteniente en ADIF y ex delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, «deberían ejercer como valencianos desde sus respectivas responsabilidades y no dejar totalmente desatendido un servicio crucial para nuestra provincia».

No hay comentarios

Dejar respuesta

dieciseis + 10 =