Los administrativos de Sanidad piden a la Conselleria la definición de funciones por categoría

● El Síndic de Greuges reconoce esta irregularidad y entiende que la Conselleria “cuenta con un considerable margen de decisión” para resolver esta situación.

● El colectivo afirma que convocar un proceso de promoción interna no solventa el problema que les tiene como “mano de obra barata” de la Sanidad.

El colectivo de administrativos de la salud ACFASP pide que la conselleria determine ya, qué funciones corresponden a cada categoría. Afirman que la mayor parte de sus cometidos son de categoría superior pero conselleria se niega a reconocerlo y pagar por el trabajo que realizan. Esta situación genera agravios entre los administrativos, dado que la mayoría son auxiliares que suponen el 90% de la plantilla de gestión administrativa.

Esta reivindicación que llevan realizando ACFASP más de 10 años, pone de manifiesto que la mayoría de esta plantilla realiza funciones muy por encima de su categoría y la falta de una regulación provoca “mucho malestar con respecto a otros colectivos de sanidad, que produce desánimo y que afecta a la calidad del trabajo que desarrolla el personal de la administración sanitaria” según ha manifiesta la Junta de esta asociación.

Además el anuncio de la conselleria de convocar una promoción interna especial para “reconvertir” 209 plazas de auxiliar en el grupo superior pone de manifiesto que “la conselleria reconoce que una misma plaza puede ascender de categoría sin modificar sus funciones ni responsabilidades laborales” con lo que se confirma que es viable una conversión progresiva de todas las plazas dado que no existen funciones definidas de auxiliar.

ACFASP piensa que son la “mano de obra barata” de la sanidad al ser el único colectivo profesional cuyas funciones no se ha definido por categoría y por tanto mayoritariamente cobran por debajo de sus funciones reales.

Queja ante el Síndic

Tras la queja interpuesta por más de 50 profesionales de este sector de la Sanidad Pública ante el Síndic de Greuges en marzo de 2020, esta Institución Autonómica ha reconocido que la Conselleria de Sanitat “no puede encomendar funciones que excedan el contenido normal de la categoría que tengan reconocida”.

En su resolución de fecha 9 de septiembre del 21, el Síndic de Greuges asegura que sobre esta reivindicación de los administrativos de sanidad, la Conselleria “ puede articular diversas soluciones legales” y reconoce que tiene “potestad de autoorganización” sobre gestión de recursos humanos y finalmente pide que “no puedan encomendarse funciones que excedan su categoría profesional”. Ante esta recomendación la administración también ha eludido la respuesta por lo que ahora la queja formará parte del informe anual a las Cortes Valencianas.

ACFASP dice que la convocatoria inminente de un proceso selectivo para la promoción interna para 209 plazas no resuelve el problema pues continúa sin delimitarse qué funciones corresponde a cada categoría y por tanto una dejación de funciones por parte de recursos humanos, encargada de ordenar a sus profesionales.

El colectivo de la función administrativa afirma que “La Conselleria conoce la situación pero no escucha nuestra petición a pesar de las numerosas reuniones, y documentos enviados, explicando la situación a la Dirección General de Recursos Humanos y hasta el propio Gabinete de la Consellera”

ACFASP ha organizado una Asamblea para tratar este “problema añadido” de forma urgente, el colectivo ha puesto en marcha una encuesta entre sus asociados y plantea la realización acciones de protesta en todos los centros sanitarios antes del verano, algo que consensuarán también con los sindicatos que en todo momento han apoyado estas iniciativas y hasta han cooperado para elaborar documentos conjuntos que den solución esta “situación anómala e irregular” que tiene a los administrativo de la sanidad “en las puertas de una protesta sin precedentes” advierte la Junta de ACFASP.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 + 7 =