El uso del contenedor amarillo creció un 11,7% y el del azul un 2,3% en 2020

– Durante el año pasado, cada persona depositó en la Comunitat 13,7 kilogramos de residuos en el contenedor amarillo y 15 kilogramos de papel y cartón en el contenedor azul

– En 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras 176.329 toneladas de envases domésticos procedentes de los contenedores amarillos y azules

En 2020, cada persona depositó, en la Comunitat Valenciana, 13,7 kilogramos de residuos -un 11,7% más respecto al año anterior -en los 21.531 contenedores amarillos destinados a los envases domésticos de plástico, metal y brik- y a través de los sistemas de recogida selectiva de puerta a puerta que los valencianos tienen a su disposición.

Por su parte, la colaboración ciudadana con el reciclaje a través del contenedor azul creció un 2,3% gracias a que cada valenciano depositó 15 kilogramos de papel y cartón en los 19.601 contenedores azules que hay situados en la vía pública para reciclar sus envases.

De acuerdo con los datos de participación ciudadana proporcionados por las 540 entidades locales que prestan el servicio de recogida de estos residuos en la Comunitat Valenciana a Ecoembes, estas cifras confirman el crecimiento, un año más, de la cantidad de estos residuos que la ciudadanía depositó en el contenedor amarillo (destinado a envases de plástico, latas y briks) y en el contenedor azul (papel y cartón).

Durante los últimos cinco años el depósito en el contenedor amarillo se ha incrementado un 57% y un 32% en el azul. Estas cantidades reflejan el creciente compromiso ciudadano con el reciclaje de estos envases.

A pesar de la excepcionalidad vivida durante gran parte del 2020 y que continúa en la actualidad como consecuencia de la COVID-19, la recogida separada y el reciclaje de envases volvió a consolidarse un año más como una práctica medioambiental muy extendida en la sociedad valenciana.

Pero hay que seguir reforzando y sensibilizando para mejorar la separación que los ciudadanos y ciudadanas hacen en sus hogares, ya que, de los kilos que cada persona depositó en el contenedor amarillo, 3,3 kilos fueron de residuos que no son envases.

Además de a través de los contenedores azules y amarillos y de los sistemas puerta a puerta, los envases domésticos ligeros de plástico, metal, brik, papel y cartón se recogieron en otros puntos de reciclaje, como los 10.353 contenedores de recogida selectiva situados en lugares de gran concurrencia (oficinas, estadios, hostelería y festivales, entre otros).

También se recogieron envases domésticos ligeros en las plantas de residuos urbanos a las que se trasladan los contenedores de resto (un lugar en el que no deberían depositarse estos residuos, pero al que, gracias a la colaboración ciudadana, llegan cada vez menos envases).

En contraposición a la subida de la recogida selectiva en la calle, la reducción -e incluso la cancelación- de la actividad comercial, empresarial y de eventos a causa de la COVID-19 en los lugares de gran concurrencia, supuso una menor recogida de envases domésticos en estas ubicaciones.

Por eso, y en total, gracias al esfuerzo y compromiso de la sociedad valenciana, en 2020 se entregaron a instalaciones recicladoras homologadas un total de 176.329 toneladas de envases domésticos para su posterior reciclaje, un 1% menos que el año anterior, a pesar de la reducción mayor en la producción de residuos domésticos en 2020.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha destacado la recogida separada como “una de las seis R [reducir, recuperar, reparar, reutilizar, reciclar y recogida separada] de la gestión responsable en materia de residuos y de la Economía Circular”.

Mollà ha valorado “las políticas públicas de acompañamiento, educación e incentivo a la recogida separada, reciclado y valorización de residuos domésticos”, coincidiendo con la aprobación por el Consell de la línea presupuestaria de 1,1 millones de euros para el descuento económico directo de las tasas de tratamiento por las aportaciones separadas a través de la red de ecoparques.

“Sin duda y, a pesar del contexto de pandemia, el compromiso de la sociedad valenciana con la recogida separada y el reciclaje de envases domésticos se ha reforzado, convirtiéndose en el hábito ambiental más extendido entre los hogares valencianos”, ha indicado Xavier Balagué, gerente de Ecoembes en la Comunitat Valenciana.

Con este objetivo de seguir consolidando la recogida separada en la Comunitat Valenciana, Ecoembes y la Generalitat han acordado continuar con el Plan de Acción de Envases 2021-2023 en la comunidad autónoma, acuerdo mediante el cual se continuará mejorando la contenerización por parte de Ecoembes en la Comunitat, se realizarán diagnósticos específicos en cada municipio y se impulsará la formación en esta materia, entre otras actuaciones, así como se integrarán los modelos de recogida separada de alta eficiencia.

Asimismo, se ha firmado un convenio de colaboración con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP). Todo ello, de acuerdo con la línea de trabajo de exigencia y mejora continua de la Generalitat.

No hay comentarios

Dejar respuesta

doce − 3 =