Cartas de los lectores; Bixquert: “diseminado” o “discriminado”, 15 años sin reparto de Correos

La Asociación de Bixquert demanda que correos realice la entrega de la correspondencia en el domicilio a los empadronados en el diseminado

El 2 de octubre de 2018 el Levante anunciaba que los vecinos de Bixquert estábamos a un paso de ver satisfecha una prolongada reivindicación: la llegada del servicio postal de correspondencia.

Se trataba efectivamente de una gran noticia porque, desde el 2006, año en el que fue constituida la Asociación, todas las Juntas directivas que se han sucedido en el tiempo se han hecho eco de la petición del vecindario del diseminado solicitando un servicio tan básico como fundamental como la correspondencia.

La falta de entrega de la correspondencia en el domicilio obliga a los vecinos de Bixquert que tienen otra propiedad en Xàtiva a seguir estando empadronados en el centro urbano si bien vivan en el diseminado por miedo a no verse entregada la correspondencia oficial como sanciones o notificaciones administrativas. Además, es sabido que en Bixquert residen muchos ciudadanos europeos que están inscritos en sus Consulados y necesitan recibir correspondencia de sus Países para ejercer el derecho de voto u notificaciones de otra clase.

Para quien no tiene la suerte de tener otra propiedad propia o de algún familiar en Xàtiva, no queda otra que contratar el servicio de apartado de correos en la oficina de Correos que vale alrededor de 73 euros por año.
Hace unos años, el servicio era aun más caro, pues, cada miembro que quisiera recibir la correspondencia en el apartado tenía que pagar, así que una familia con dos hijos podía perfectamente gastarse más de 150 euros en apartado de correos.

Es decir, los habitantes de Bixquert somos vecinos de Xàtiva no solamente no tenemos el mismo trato de quien vive en el casco urbano o en las pedanías porque no tenemos el servicio de entrega de la correspondencia a domicilio, sino que, además tenemos que pagar por recibir nuestras cartas certificadas en un apartado de correo para acceder al cual tenemos que desplazarnos. Es decir, tenemos que pagar por una falta de un servicio que es nuestro derecho recibir.

Pues bien, tras años de negociaciones por fin en el 2018 estábamos muy cerca de obtener la instalación de 648 buzones centralizados a 10 metros del retén de la Policía Local en el diseminado. El proyecto contemplaba la construcción de un cuarto con rejas y acceso restringido con llave y, en ella, cada usuario podrá instalar su buzón de manera opcional. La construcción, además, permitía implementar un servicio adicional de paquetería, porque en ese punto hay conexión internet y alumbrado.

Nos han dicho desde el Ayuntamiento que ninguna empresa ha querido ejecutar la obra.
Lo cierto es que para invertir en Bixquert y dotarlo de servicios básicos nunca hay dinero si bien la recaudación por el impuesto de Bienes Urbanos no es ciertamente económica. Así que para la realización de nuestros buzones concentrados no se han buscado subvenciones ni se ha invertido dinero y tras tres años nos encontramos todavía al punto de partida, sustrayendo desesperadamente tiempo de nuestras profesiones y familias para empezar otra vez negociaciones y mantener reuniones tanto con el consistorio como con los responsables de correos para ver qué respuesta nos dan para salir de esta situación y poder recibir nuestra correspondencia sin tener que pagar por ella tal y como los otros vecinos de Xàtiva

No hay comentarios

Dejar respuesta

ocho + diez =