El presidente de la Mancomunitat asegura que la entidad se encuentra «fuerte»

El presidente de la Mancomunitat de Municipis la Costera-Canal, Roberto Granero, ha valorado el primer año de gestión al frente de esta entidad supramunicipal asegurando que la entidad «se encuentra fuerte».

¿Cómo valora este primer año al frente de la Mancomunitat de Municipis la Costera-Canal?

Ha sido un año intenso de trabajo para conocer el estado de la institución y hacer un diagnóstico de la misma para saber en qué situación nos encontrábamos. Una vez realizada esta tarea hemos empezado una planificación para darle visibilidad entre los ciudadanos y más contenido en cuanto a los servicios que prestamos.

¿Qué Mancomunitat se encontró cuando fue nombrado presidente de la misma?

Una institución prácticamente desconocida por los vecinos de nuestros pueblos y por lo tanto alejada de la sociedad de las comarcas, con buena salud económica pero con un déficit de objetivos y de ideas.

¿Cuáles son sus principal objetivos?

Cómo he apuntando antes lo primero que logramos fue dar a conocer los actuales servicios que llevamos a cabo y darle valor a lo que se está haciendo. Nuestros objetivos de legislatura son muy claros y consisten en fomentar la ocupación en nuestras comarcas, mejorar los servicios sociales de los pueblos mancomunados que lo solicitan, participar en la agenda cultural y deportiva de nuestros municipios y trabajar junto con los Ayuntamientos para mejorar los distintos servicios municipales. En definitiva, luchar juntos para conseguir que todos seamos más felices.

¿Qué acciones se han llevado a cabo para conseguir estos objetivos?

En ocupación hemos promovido cuatro talleres desde el inicio de legislatura en los pueblos de La Font de la Figuera, Llosa de Ranes, Cerdà y Enguera propiciando más de 60 puestos de trabajo. Ahora estamos presentando nuevos proyectos para continuar en esta línea. Además, hemos abierto una bolsa de trabajo para el servicio del SEAFI, hemos firmado convenios con asociaciones y colectivos, hemos acordado distintas colaboraciones, hemos modernizado la institución con una nueva web y redes sociales y también estuvimos presentes en la Fira d’Agost de Xàtiva.

¿Qué proyectos tienen previsto poner en marcha a corto plazo?

A corto plazo tenemos previsto la ejecución del Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS) por un importe de 54.000 euros. Estamos preparando unas rutas a pie por las comarcas, un concurso de fotografía, jornadas y charlas de distintas temáticas, entre otras actividades.

¿A qué dedicarán las ayudas del PPOS?

Este año hemos decidido dedicar el presupuesto consignado a proyectos comunes y no dividir el dinero entre los pueblos y que cada cual hiciera el que considerara. De esta forma el 50% del plan , es decir, 27.000 euros, irán destinados a obras de mejora en el Centro Ocupacional de la Costera que gestiona Aspromivise, el cual depende de la Mancomunitat. Concretamente se trabajará en la mejora del patio y su accesibilidad. Se trata de una obra necesaria desde hace muchos años y que creamos prioritaria.
Con el resto del plan ampliaremos la oferta de material a disposición de los pueblos con la adquisición de sillas, mesas y carpas.

¿Y a largo plazo?

A largo plazo tenemos prevista la ampliación del servicio de atención a la infancia (SEAFI), el asesoramiento a los municipios en proyectos europeos, impulsar y dinamizar actividades de fomento de nuestras comarcas a nivel económico, cultural y turístico.

¿Cuál es la salud de la Mancomunitat en estos momentos?

Actualmente, económicamente hablando, la Mancomunitat se encuentra fuerte lo cual nos permite cumplir con todos los requisitos marcados por la ley con nota y poder llevar a cabo gran parte de nuestros objetivos a pesar de las limitaciones que nos impone el Ministerio. De hecho, en estos momentos estamos pagando en menos de 16 días a nuestros proveedores

Ya por último, ¿por qué es necesario el papel de la Mancomunitat?

Son necesarias para conseguir que todos los vecinos de nuestras comarcas, sobre todo los que viven en los pueblos más pequeños, tengan los mismos servicios y de la misma calidad; para promover iniciativas y programas conjuntos ante otras administraciones; para beneficiarse de la economía de escala y que contrataciones y/o servicios sean más rentables; y para defender la vertebración social, cultural, y de infraestructuras de nuestros pueblos y comarcas.
Todo esto se podrá lograr con las aportaciones de los municipios y el resto de administraciones y por supuesto con un marco jurídico que lo contempla, la futura Ley de Mancomunidades, que está trabajándose con la Generalitat y que esperamos que pronto vea la luz.

No hay comentarios

Dejar respuesta

tres × 3 =