La Concejalía de Bienestar Social de Xàtiva emplea a 15 personas

La IV fase del Programa de Integración emplea a 15 personas más

Hoy comienzan a prestar servicio en el Ayuntamiento los 15 nuevos trabajadores que se integran en el Programa de Políticas Inclusivas (PI) de la Concejalía de Bienestar Social. Estos trabajadores cumplirán seis meses desarrollando tareas auxiliares en distintos departamentos municipales, con un régimen de media jornada. Para cubrir los salarios de estos nuevos trabajadores, Bienestar Social destina un presupuesto de 33.000 euros en 2017. Los destinos de los nuevos empleados municipales son la brigada de servicios públicos, el castillo, Sant Domènec, la Casa de la Ciudad, la Casa de Cultura, el Jardín del Palasiet, Sant Agustí y el CCX. Un servicio municipal que se verá especialmente reforzado por los nuevos trabajadores será el servicio de asistencia domiciliaria, con tres de las quince personas incorporadas.

Se trata de la cuarta fase del Programa de Políticas Inclusivas. Este programa se inició en marzo de 2016 y ha supuesto que, hasta el momento, 72 personas con necesidades especiales -muchas de las cuales reunían la condición de usuarios de Bienestar Social- encontraran trabajo durante seis meses. El objetivo general del PI es facilitar la integración de sus beneficiarios en el mundo laboral, ofreciéndoles un trabajo como elemento estructurante de la vida, de la integración y del conjunto de relaciones sociales. Los beneficiarios han sido seleccionados por el equipo social base del Ayuntamiento entre los usuarios que cumplen una serie de requisitos explicitados en el programa.

El nivel de satisfacción por las tareas desarrolladas por los beneficiarios del PI es alto, dados los informes de evaluación elaborados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento. En el caso de la cuarta fase del PI, los beneficiarios deben cumplir una serie de requisitos, como la condición de ser usuarios de Bienestar Social, ser parado de larga duración, con riesgo o en situación de exclusión social, estar empadronado en Xàtiva o que su unidad familiar no tenga tipo de ingreso.

Para poder supervisar el correcto funcionamiento del programa, se establece un plan de seguimiento entre los beneficiarios y los servicios sociales municipales. Con este seguimiento, se evaluarán las tareas desarrolladas, la participación e implicación del usuario en el programa y aspectos relativos a la asistencia y puntualidad al lugar de trabajo.

La concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, asegura que “este programa está ofreciendo buenos resultados y por eso tiene la continuidad que nos ha llevado hasta la cuarta fase. Gracias a su participación en el PI, algunos usuarios que estaban en riesgo de desahucio, lo han evitado porque han podido hacer frente al pago de alquileres. Otros que tenían problemas de absentismo escolar con sus hijos han conseguido escolarizarlos gracias al seguimiento del equipo social. En definitiva, los resultados de las distintas fases han sido muy positivos y esperamos poder mantenerlo durante mucho tiempo “.

No hay comentarios

Dejar respuesta

cinco × 1 =