Xàtiva prepara una rebaja del 4% en el IBI para 2018

En la Ciudad del Deporte, se pasa del sistema de cuotas de socios anterior a un sistema de pago por utilización de las instalaciones

La comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Xàtiva ha aprobado provisionalmente las ordenanzas fiscales reguladoras de los tributos locales para 2018. La Dirección General de Catastro ofreció en abril la aplicación de un coeficiente reductor del 0,96 en 2018 a aquellos municipios con valores catastrales medios por encima del 50% de la tasación del mercado. De esta regulación se desprende que el Ayuntamiento de Xàtiva ha rebajado del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) un 4%. Según explica el concejal de Hacienda, Ignacio Reig, “la revisión catastral a la baja ha permitido bajar el IBI y otros impuestos derivados como la plusvalía, transmisiones patrimoniales, donaciones y otros. La idea es que si todos pagamos lo que nos corresponde, todos pagaremos menos”. Esta bajada de impuestos supone una bajada de la recaudación municipal de 400.000 euros que se compensa con los 300.000 euros previstos de recaudación por la revisión catastral de aproximadamente 1.200 inmuebles.

El paso siguiente, previo a la preceptiva aprobación definitiva, será el debate y votación en el próximo pleno del 30 de septiembre. En el más que probable caso de que se aprueben en plenario, las ordenanzas fiscales pasarán a exposición pública durante un período de treinta días. Las nuevas ordenanzas entrarán en vigor con su publicación en el boletín oficial de la provincia.

Respecto al impuesto de bienes inmuebles (IBI), se proponen bonificaciones del 95% para los inmuebles de las sociedades musicales de la ciudad que estén afectos a las actividades educativas y musicales (no los que se afecten a actividades económicas). La novedad es una bonificación del 50% durante 5 años para edificaciones residenciales en que se haya instalado sistemas de aprovechamiento de la energía solar. También hay un ligero incremento en la tasa por aprovechamiento especial de la vía pública por parte de bares y restaurantes que montan mesas y sillas en las terrazas.

Del mismo modo que en el anterior ejercicio, se propone ajustar la tasa de agua potable al coste real del servicio, aplicando una tasa binómica de 0’2796 euros por metro cúbico para los primeros 24 metros cúbicos de consumo y de 0’3961 euros para los consumos que superen dicho límite, con el fin de fomentar el consumo responsable de agua.

Se congela la mayoría de precios públicos relativos a la utilización de actividades e instalaciones deportivas, estableciendo unos tributos de marcado carácter social con la aplicación de nuevas bonificaciones para parados, jubilados y pensionistas. En la Ciudad del Deporte, se pasa del sistema de cuotas de socios anterior a un sistema de pago por utilización de las instalaciones, lo que mejorará la viabilidad económica del polideportivo municipal. Las cuotas estarán vigentes hasta el 31 de diciembre de 2017.

Otras novedades es la exención en la tasa por entrada de vehículos a través de la vía pública para espectáculos de interés cultural dirigidos a público infantil que no utilicen animales en sus actuaciones y la creación de una nueva tasa para los informes de la Policía Local pedidos por compañías aseguradoras, que suelen ser, aproximadamente, unos 500 al año.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × uno =