Un poco de historia del Domingo de Ramos, en la ciudad de Xàtiva

pepe-sanchisPor:Josep Sanchis Martínez
Domingo 5 de Abril de 2020. (Este año excepcionalmente no se realiza la procesión por el Estado de Alarma por Coronavirus).

En el pórtico de la Semana Santa, encontramos el Domingo de Ramos, día que la cristiandad conmemora la entrada de Jesús en Jerusalem, mientras la antropología adivina en el acto la proyección en el tiempo, de ancestrales ritos agrarios estrechamente ligados a la primavera y con ella la llegada del buen tiempo y del renacer de la vida en el campo.

Este día se bendicen las palmas y también las ramas de olivo, con la creencia que así se impregnarán de un poder mágico, el cual nos ayudará durante todo el año: la palmera asimilada a la fecundidad y el olivo a la paz. De ahí que aún –muy pocas actualmente- se puede ver algunas palmeras atados al exterior de los balcones de algunas casas del casco antiguo de Xàtiva, que se secan al paso del tiempo, siendo retiradas para ser sustituidas por las utilizadas en cada año.

domingo-de-ramos--antiguas5Las palmas, generalmente de la zona de Elche, son vendidas en la ciudad, en las floristerías actuales, pero la gente de más edad aún recuerda a aquella familia alicantina que venía los días previos al domingo de referencia, para ofrecer sus productos en el antiguo Palacio de los Marqueses de Montortal, en la calle Moncada, frente a la actual Casa de Cultura. Allí, el administrador de los bienes, D. Paco Herrera, les alquilaba una habitación para que se hospedasen durante esos días situando toda la mercancía, compuesta de palmeras lisas para adultos y palmas artísticas para niños y señoras, en la parte derecha del patio, cerca de la puerta, con la imagen de la Soledad enmarcada al fondo, junto a la escalinata de acceso a las habitaciones y andana de las plantas superiores y con una esbelta palmera natural, luciendo en mitad del patio. Las palmas que portan los niños y niñas, solían llevar diversos lazos, objetos y caramelos colgados. Igualmente en las palmas llevadas por las personas adultas, se suelen poner alguna cinta de color en el extremo superior de las mismas.

domingo-de-ramos--antiguas0En Xàtiva la procesión del Domingo de Ramos, se celebra desde muy antiguo. Recordamos que antes, La Burreta y los acompañantes salían desde el edificio del colegio de Las Dominicas, en la calle Moncada, donde estaba custodiada todo el año, para realizar el trayecto procesional que la llevaba hasta la Seo donde quedaba depositada esperando el día de la procesión larga del Viernes Santo. Algunas fechas de referencia sobre esta procesión han quedado impresas en las hojas de la prensa local. Así, en 1934, El Obrero Setabense decía:
«El Domingo de Ramos, a las nueve principiarán los Oficios propios de este día. Después tercia sermón, bendición de palmas y procesión. Terminada ésta, Misa con música de capilla y passio cantado.»

domingo-de-ramos--antiguas3En 1951 se hicieron cargo oficialmente, de esta imagen y su cofradía, algunas personas vinculadas al sector de la enseñanza; así, maestros y alumnos fueron, desde entonces, quienes forman el grueso de los acompañamientos; también en aquellos años 50, en la procesión del Domingo de Ramos y delante de la imagen de La Burreta, se situaba la Cobla Municipal compuesta por los timbales y tres cornetas, que hacia todo el trayecto procesional interpretando La Marcha Municipal a Cobla; el acompañamiento de las autoridades municipales justifica esta presencia. En la publicación Jàtiva que se editó en la segunda quincena de abril de 1958, en un artículo titulado Brillantez de la Semana Santa en Jàtiva, aparecen diversos datos referidos a los participantes en la procesión del Viernes Santo, donde la Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalem, La Burreta, se indica que fue acompañada por un total de 71 personas, de las cuales 67 de ellas iban luciendo la vesta característica del paso procesional y solamente 4 figuraban sin ella.

En 1973, el libro de la Feria en el resumen anual firmado por el corresponsal de Levante, que era Emilio Sala Cuenca, incluía: «… empezando la Semana Mayor, el Domingo de Ramos con la bendición de las palmas en la capilla del Santo Hospital, con asistencia de autoridades presididas por el alcalde, don Eduardo Llagaria. Seguidamente se inició la procesión de la Entrada de Jesús en Jerusalem, con sol espléndido y miles de niños con palmas y ramos de olivo, siendo precedidos por la banda de cornetas y tambores de la Cruz Roja de Játiva».

domingo-de-ramos--antiguas2En aquellos años se realizaba, a las diez de la mañana, la primera bendición de palmas en el antiguo hospital, y a las 12 la segunda en al Plaza de la Seo, por el Sr. Abad, que daba paso a la procesión que transitaba por el mismo trayecto actual: Plaza Urios, Portal del León, Alameda, Plaza de La Bassa, Plaza Españoleto, Puerta de Santa Tecla, Corretgeria, hasta llegar a la Seo.

Dos personas, profesionales de la enseñanza, que impulsaron con su presencia esta procesión fueron los directores escolares de primària (en otra època denominada EGB-Enseñanza General Básica) Dª Remedios Laguia Mira (DEP), que fue directora del Colegio Público Gozalbes Vera i D. Luis Martí Cuerpo, que lo fue director del C.P. Taquígrafo Martí, que actualmente continúa procesionando en ella cada año,

domingo-de-ramos--antiguas7La vesta característica de la cofradía es: túnica blanca, botones, fajín, y capucha verde. La imagen procesional es llevada a hombros por los portadores a lo largo del recorrido. Esta cofradía fue disminuyendo progresivamente durante los años 70 y 80 en número de acompañantes, pero a principios de los años 90, se incorporaron diversos grupos de asociaciones juveniles locales, siendo actualmente la procesión del Domingo de Ramos de las más numerosas que se celebran en Xativa.

Cabe recordar aquel viejo refrán, tan enraizado en nuestra ciudad que dice:

Diumenge de Rams,
qui no estrena,
no té mans,

domingo-de-ramos--antiguas6Siguiendo esta costumbre, la gran mayoría de las personas que desfilan en la procesión del Domingo de Ramos suelen llevar alguna prenda de estreno: pañuelos, calcetines, vestido, calzado e incluso la propia palma. Cabe hacer la observación, que el cambio de temperatura, del frío del invierno al buen tiempo de la primavera, hace que la gente se vista con ropa más ligera y fresca y que a los más jóvenes en fase de crecimiento, se les haya quedado pequeña la del año anterior por lo que es necesario reponer, estrenando por consiguiente un nuevo vestuario.

– «Fiestas y tradiciones de Xàtiva. Premi Assaig i Investigació Carlos Sarthou 1999. Ajuntament de Xàtiva. Josep Sanchis Martínez-Lourdes Boluda Perucho. Matéu Impesores. Xàtiva 2000

No hay comentarios

Dejar respuesta

seis − 4 =