Luz verde a los presupuestos municipales 2018 que supera los 25 millones de euros

El pleno de ayer aprobó la propuesta de presupuestos municipales para 2018 que supera los 25 millones de euros. El alcalde Roger Cerdà aprovechó el debate sobre los presupuestos para hacer una defensa de la gestión del equipo de gobierno a lo largo de la legislatura, destacando especialmente en materia económica. Según Cerdá, “entiendo que es difícil para el Partido Popular admitir que gestionamos mejor el Ayuntamiento, pero la realidad es que en tres años hemos reducido la deuda municipal a la mitad, pasando de los 16 millones en deuda bancaria de 2015 a los 8 millones de euros en 2019 “. El alcalde pidió a los representantes del PP que “no manipulen datos y no engañen a la ciudadanía. Ustedes llegaron al 110% de endeudamiento municipal y en 2012 tuvieron que pedir un préstamo de 11 millones de euros para pagar facturas, de las que habían 5 millones de euros en facturas sin consignación presupuestaria “. Cerdà cerró su intervención afirmando que “hemos reducido la deuda a la mitad sin incrementar los impuestos y sin eliminar servicios, más bien al contrario. Acumulamos un 15% de descenso en la contribución urbana en lo que llevamos de legislatura y hemos invertido en mejorar los servicios que prestamos a los ciudadanos “.

Por su parte, el portavoz de EU, Miquel Lorente comentó que los presupuestos 2018 “priorizan el empoderamiento ciudadano, a través de inversiones sociales, en educación y en igualdad, cultura y salud. También priorizan el impulso a la economía local, favoreciendo la actividad de las pymes y pagando a los 30 días. Además transforman el paisaje urbano con el plan especial del casco antiguo y el plan de movilidad urbana sostenible “. Según Lorente, los presupuestos “invierten en democracia, asumiendo los proyectos votados por los ciudadanos en el proceso de presupuestos participativos Decide Xàtiva”. Finalmente, el primer teniente de alcalde hizo alusión a que los presupuestos se aprueban dentro del plazo legal “y no de manera irregular como ocurría antes, atendiendo a intereses partidistas”.

Cristina Súñer, portavoz de Compromís, hizo un repaso por los distintos capítulos del presupuesto, destacando las modificaciones del área de personal “donde entran 24 nuevos trabajadores que han pasado un proceso de selección con examen y concurso de méritos, todos titulados superiores y con la creación de bolsas de trabajo “. Súñer recordó que “todos los miembros de la Mesa de Negociación votaron a favor de la Oferta Extraordinaria de Empleo Público, incluidos los sindicatos. En este ayuntamiento hay personas que llevan entre 15 o 20 años trabajando sin haber pasado ningún proceso de selección. Ahora, podrán regularizar su situación “. La segunda teniente de alcalde recordó que “por primera vez, las inversiones de este ayuntamiento responden a un plan director y hay una planificación detrás”.

El concejal de Hacienda, Ignacio Reig, artífice de las cuentas municipales, explicó que “después de dos ejercicios con un considerable esfuerzo en la reducción de la deuda municipal, la actual corporación quiere encarar la recta final de esta legislatura con un nuevo impulso a la actividad económica de nuestra ciudad a través del capítulo de inversiones y la incorporación de nuevos trabajadores con un perfil de formación alto “. Según Reig, “la reducción del capítulo de amortizaciones, el incremento de los ingresos corrientes y por primera vez la contratación de un préstamo para inversiones, nos permite disparar el capítulo de inversiones hasta los 3.000.000 euros”. El también portavoz socialista calificó el presupuesto como “expansivo, que dedica los ahorros del capítulo de amortización, las mayores transferencias y los nuevos ingresos para inversión, personal y rebaja del IBI”.

Reig concluyó su intervención reiterando “el objetivo principal de la gestión económica de este ayuntamiento: el establecimiento de las condiciones favorables en la ciudad para la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo, principalmente por dos vías. Una administración que gestione de forma eficiente los recursos de los ciudadanos y que facilite los servicios básicos al menor coste posible y un capítulo de inversiones que cuida de las infraestructuras básicas, la conservación de nuestro patrimonio y que atiende las necesidades que surgen de los diferentes canales de participación social “.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 × 5 =