La lluvia obliga a suspender la visita a las fallas

Falleros y falleras desfilaron por sus barrios junto a sus charangas
La lluvia de ayer por la tarde obligó a suspender la tradicional visita a las fallas de Xàtiva, más conocida como la “recorreguda“, un acto muy apreciado por los falleros y falleras de la ciudad en el que reina siempre el ambiente festivo. Cuando eran cerca de las seis de la tarde empezaban a caer las primeras gotas y todo apuntaba a que la lluvia se prolongaría durante toda la tarde, pero no fue así, ya que escasamente una hora más tarde paró de llover.

recorrido-falles-lluvia
Pese a que la Junta Local Fallera decidió suspender el evento, falleros y falleras no quisieron acabar con la fiesta y cada una de las comisiones, con sus respectivas charangas, recorrieron sus barrios animando con su música y sus bailes a todos los vecinos.
Las falleras, ataviadas con los trajes de valenciana, tuvieron que regresar a sus casas para quitarse los vestidos y así impedir que se estropearan a causa de la lluvia ya que el suelo estaba mojado.
Después volvieron a salir a la calle con los blusones y los pañuelos y todos se pusieron a bailar al ritmo de la música de sus charangas. Reinaba la armonía, la alegría y la unión entre los protagonistas de la fiesta que aprovecharon cada instante de la tarde para pasarlo bien y bailar pese a que el acto oficial no se celebró.

No hay comentarios

Dejar respuesta

catorce + siete =