La Fira d’Agost de Xàtiva experimentará importantes cambios en la organización de los espacios

El alcalde Roger Cerdà reúne a técnicos de distintos servicios municipales para ponerse manos a la obra con una feria organizada por sectores y con mayores medidas de seguridad

La Fira d’Agost 2017 experimentará importantes cambios en la organización de los espacios comerciales. Menos de una semana después de la aprobación provisional de la primera ordenanza municipal reguladora de la feria, el alcalde Roger Cerdà ha convocado, esta mañana, una reunión de técnicos municipales para empezar a trabajar en las sustanciales modificaciones del principal evento cultural, comercial y lúdico de la ciudad de Xàtiva. Cerdá ha explicado a los técnicos de los servicios municipales implicados los cambios previstos a nivel de organización física de los espacios, así como la ampliación del recinto ferial a 5 nuevas calles, dando especial relieve a la seguridad, con la creación de zonas de evacuación y la señalización correcta de los distintos espacios.

Cerdá espera con esto que la feria “tenga una imagen más moderna, atractiva y segura, terminando con la sensación de que es un enorme mercadillo ambulante”, en palabras del alcalde. El principal cambio es que los puestos de venta se ubicarán encima de la carretera, tanto en Jaume I como Selgas. De esta manera, los peatones podrán transitar por las aceras liberadas de obstáculos y acceder fácilmente a las zonas comerciales que les interese visitar.

El recinto ferial se ampliará a las calles Juan Francés, Bajada del Carmen, República Argentina, Académico Maravall, plaza Santa Ana y Glorieta José Espejo, aunque el trazado del circuito urbano de velocidad no se altera. Se crearán vías de evacuación en Carlos Sarthou, Portal del Lleó, Portal de València y Pintor Rusiñol.

Roger Cerdà explica que “planteamos una zonificación para que nuestros visitantes puedan disfrutar del comercio tradicional, de la artesanía, de la zona gourmet, de más y mejores atracciones mecánicas, de zonas de descanso y todo perfectamente señalizado y ordenado”.

Sectorización comercial
El tipo de comercio que se instalará en la Fira d’Agost vendrá determinado por el Ayuntamiento mediante la sectorización del recinto ferial. Los feriantes podrán solicitar un puesto de venta hasta el próximo 30 de abril y deberán estar al corriente en el pago de tributos, hacienda y seguridad social. Las parcelas, dotadas con servicios de luz, agua y conexión al alcantarillado en su caso, tendrán unas dimensiones que van desde los 3 m de largo por 4 m de ancho hasta los 24 m de largo y 8 m de ancho como máximo.

El Ayuntamiento estudia una modificación de la estructura del Real de la Fira. La oficina de información y la zona destinada a los medios de comunicación pasará a ubicarse en el entorno del Centro de Recepción de Visitantes de la Fuente del León. La entrada principal al recinto se desplazará hasta el cruce de la calle Bajada del Carmen con la plaza del País Valencià, destinando esta zona a servicios. El tramo que va desde el cruce de República Argentina con Padre Claret hasta el cruce de Académico Maravall con Maulets será una feria de muestras para empresas.

El sector de Bajada del Carmen desde República Argentina hasta Selgas albergará una feria de turismo, con la instalación de unas casetas de madera para la ubicación de stands de distintos municipios de la Comunidad Valenciana, así como de la Diputación de Valencia y la Agencia Valenciana de Turismo. En la Alameda Jaume I, arrimadas a la valla de separación del jardín, se instalarán carpas donde se expondrán productos de alimentación, mientras que la Glorieta José Espejo será una zona gourmet donde se podrán consumir tapas y bebidas con un ticket a precio reducido.

El sector de artesanía y comercio tradicional de la feria quedará situado en Jaume I, entre Carlos Sarthou y Bajada de la Estación. Al final de este tramo, en la entrada al recinto por Bajada de la Estación, habrá un segundo punto de información municipal.

El primer tramo de la avenida de Selgas, desde Bajada del Carmen hacia el este, será la zona reservada para los más pequeños, con los tradicionales puestos de juguetes y las atracciones infantiles. La calle y plaza Santa Ana se incluirán en el recinto ferial para convertirse en un mercado tradicional valenciano. El Ayuntamiento trabaja en potenciar las atracciones mecánicas para adultos, que se situarán en el tramo final de avenida de Selgas y por primera vez, en la avenida de Juan Francés, que también tendrá usos comerciales.

Finalmente, en el entorno de la plaza de España se ubicará la zona de restauración, que incluirá los establecimientos tradicionalmente conocidos como chiringuitos. La novedad es que estos establecimientos deberán ocupar unas carpas estandarizadas que suministrará la organización, con el fin de mejorar el aspecto de estas instalaciones feriales. Otra de las condiciones que establecerá el Ayuntamiento es la de restringir al máximo que en todo el recinto se estacionen los vehículos de los feriantes, los cuales tendrán una plaza de aparcamiento previamente asignada fuera de este recinto ferial.

Nuevas zonas de descanso y servicios y mantenimiento de espacios escénicos
Está prevista la edición de un plano de situación de todos los sectores comerciales y de ocio de la feria, al estilo de los planos que habitualmente utilizan los centros comerciales. Dentro del recinto ferial, se habilitarán varias zonas de descanso para los feriantes. El Ayuntamiento busca mejorar sensiblemente los servicios de la Fira, tanto para el público como para los propios feriantes, con dispositivos de mayor calidad, de mejores condiciones higiénicas, accesibles para personas con diversidad funcional y con una iluminación adecuada. Pero sobre todo va a producirse una importante mejora en la señalización de las distintas vías de evacuación, así como de las zonas de servicio y de descanso.

Lo que se mantendrá como en la edición anterior será los espacios escénicos consolidados a lo largo de las ferias de 2015 y 2016. La plaza de Calixto III -o de la Seo- mantendrá el escenario de la muestra de teatro; la plaza del Mercat continuará ofreciendo los espectáculos de teatro infantil; la Murta seguirá siendo el lugar para los grandes conciertos, mientras que el Jardín de la Paz albergará una nueva edición del espai jove, con Al Ras Festival. También se mantendrá el escenario de la Glorieta José Espejo, aunque se reubicará para encajar con la nueva zona gourmet.

No hay comentarios

Dejar respuesta

5 × 3 =