El Valle de Ayora contará con la primera Planta de Biorresiduos del COR

Ayora, municipio ejemplo en la correcta gestión de residuos, albergará la primera Planta de Biorresiduos del COR. Los municipios del Valle de Ayora serán los primeros de la Comunitat Valenciana que cumplan con los objetivos de la economía circular.

La instalación, ubicada entre el cementerio y la depuradora, al este del municipio, tratará la fracción orgánica de los municipios de dicha comarca, aproximadamente 1000 toneladas al año. Cuenta con un sistema de placas solares para ser autosuficiente energéticamente y, además, está perfectamente integrada en el Valle.

Por otra parte, su aspecto se funde completamente con el paisaje, gracias a la cubierta vegetal que se mimetiza con el mismo y que, además, recogerá las aguas pluviales para regar las pilas de compost, contando con flora apta para la agricultura.

PLanta-Ayora-3Se prevé que para 2020, todos los municipios del Valle de Ayora recogerán de manera separada la fracción orgánica, que será tratada en dicha instalación de biorresiduos en el propio valle. El objetivo último será obtener un compost de primera calidad apto para la agricultura ecológica en un entorno natural.

En el acto de presentación de la misma estaban presentes el Alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, y el Gerente del COR, Sergi Pérez, el cual ha destacado ‘la importancia de esta instalación en vistas, además, a potenciar la comunicación y educación ambiental’.

Anaya ha destacado la importancia de situar al municipio a la vanguardia en la gestión de residuos, en la que podría ser la guinda de todas las acciones desarrolladas en la localidad. Para todo ello es necesario un consenso político entre las administraciones locales y supramunicipales, de cara a que se alcancen buenos resultados en iniciativas futuras.

Tanto el presidente del COR, Roger Cerdà, como el vicepresidente y a su vez Presidente de la Comisión de Biorresiduos, Vicent Muñoz, ven necesario focalizar los esfuerzos en una zona que ya domina a la perfección los programas de compostaje doméstico, compostaje comunitario y Puerta a Puerta y que con esta última iniciativa se postula como pionera la Comunitat Valenciana a la hora de alcanzar los objetivos de economía circular.

La elaboración de la Estrategia de Biorresidus del COR ha sido transversal en este proceso’. A escala rural supone la puesta en marcha de la primera fase del proyecto de las Islas de compostaje. Con esta iniciativa el COR pretende potenciar la recogida selectiva de la fracción orgánica, reducir la huella de carbono y obtener un compost de calidad. Una iniciativa que forma parte de un proyecto para la construcción de 25 islas (16 en 2019) que serán financiadas por el Ministerio para la Transición Ecológica y la Diputació de València.

Para ello, además de las ya existentes plantas de transferencia de Ròtova y Bufali, el COR prevé habilitar cuatro plantas de tratamiento de los bioresiduos. El COR, integrado por la Safor, Vall d’Albaida, la Costera, Canal de Navarrés y Valle de Cofrentes-Ayora, quiere fomentar un uso circular de muchos de elementos que acaban su vida en un vertedero.

Otros elementos que la conforman

La piedra utilizada como elemento decorativo, rodeando la instalación, proviene del propio entorno.
Dispondrá de un centro de aprendizaje de economía circular, preparado para la visita de escuelas y universidades, convirtiéndose en una herramienta de educación ambiental.
La planta será autosuficiente, estará financiada parcialmente por un proyecto PIMA y albergará la recogida selectiva de toda la FORS de los 6 municipios del Valle.

Ayora, todo un ejemplo en gestión de residuos

De los diferentes sistemas de recogida selectiva de residuos, el puerta a puerta es el que ofrece mejores resultados. El municipio de Ayora, en el Valle de Ayora-Cofrentes, lleva tiempo sobre este proyecto con el objetivo final de implantarlo para la materia orgánica y la fracción resto. De esta manera se aspira a mejorar el porcentaje de recogida selectiva y cumplir con los objetivos de reciclaje marcados para el año 2020.
Además, para comenzar un verdadero cambio en la gestión de los residuos, por iniciativa municipal un buen grupo de ciudadanos ya composta su propia materia orgánica en casa. Un plan que se aplica de manera escalonada y que en última instancia pretende gestionar localmente todos los residuos orgánicos del municipio.

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno × 5 =