Diputación y COR estudian la implantación de un proyecto pionero y comunitario de islas de compostaje

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha mantenido una reunión de trabajo con el vicepresidente del Consorcio para la Gestión de Residuos V-5-COR, Vicente Muñoz, con tal de conocer y estudiar la viabilidad de implantar un proyecto pionero en la Comunidad Valenciana de compostaje comunitario en los municipios de las comarcas del Valle de Ayora-Cofrentes.

A este respecto, Josep Bort ha explicado que este proyecto “supone una firme apuesta por un nuevo modelo diferencial y sostenible de gestión de los biorresiduos, en una nueva muestra de cómo el COR está trabajando para mejorar su gestión y avanzar de forma estratégica hacia un modelo más sostenible capaz de leer las oportunidades y adaptarse a las necesidades de un territorio muy heterogéneo en cuanto a las distribuciones espaciales y temporales de los habitantes y, por tanto, de la generación de residuos”, ha apuntado el responsable del área de Medio Ambiente. Bort también se ha comprometido a firmar un convenio con el COR para introducir medidas de modernización y mejora de la gestión.

Por su parte, Vicente Muñoz ha explicado que el encuentro “ha servido para conocer nuevas ideas de la Diputación para poder mejorar el proyecto”, a la vez que ha avanzado “el compromiso de la corporación provincial a estudiar, valorar y atender aquellas propuestas que presentamos desde el COR”, ha explicat.

El proyecto pretende instalar a los municipios interesados una isla de compostaje comunitario, adecuando islas de hasta 200 habitantes. En total 15 localidades procederán a la instalación de estas islas, lo que supondrá una inversión de unos 20.000 euros por isla y una maquinaria comunitaria valorada en 150.000 euros, la cual será adquirida antes del próximo mes de diciembre.

Este plan, pionero en la Comunidad Valenciana, se ajusta a la futura Orden de la Generalitat que regulará el compostaje comunitario. Este documento reclama el cumplimiento de una serie de requisitos, como una capacidad máxima inferior a 10 metros cúbicos; que los biorresiduos procedan de domicilios y jardines de usuarios; o que el compuesto resultante sea utilizado exclusivamente para los usuarios, así como por parte del Ayuntamiento.

A estas instalaciones únicamente se compostarán papel, cartón, residuos biodegradables de cocina y restaurantes, además de residuos biodegradables de parques y jardines. Siempre cumpliendo diversos parámetros como, por ejemplo, un límite máximo de microrganismos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

4 × cinco =