Detenidos ” in fraganti” dos hombres, tío y sobrino tras robar en dos domicilios en Alzira

Se les imputan otros siete robos con fuerza durante los dos últimos meses

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alzira a dos hombres de 48 y 17 años, de origen español como presuntos autores de nueve robos con fuerza en domicilios en la localidad. Fueron sorprendidos, gracias al aviso de un vecino, cuando acababan de sustraer en dos domicilios, portando gran cantidad de joyas y otros efectos, además de herramientas para forzar viviendas. Los arrestados son tío y sobrino.

El arresto del tío y sobrino se produjo la madrugada del martes cuando un vecino alertó al escuchar ruidos y observar una luz de linterna en un edificio próximo. Inmediatamente dos patrullas acudieron al lugar sorprendiendo a dos hombres en el rellano de la primera planta, uno de ellos portaba varias bolsas y el otro al detectar la presencia policial trató de huir por la azotea del edificio, siendo interceptados ambos. En su huída el sospechoso de la azotea tiró unos guantes y una linterna que llevaba.

Los agentes averiguaron que momentos antes habían accedido a dos domicilios del edificio, al parecer en uno de ellos habrían entrado forzando la puerta y, a través de éste, habían accedido al otro. Los sospechosos portaban varias bolsas, en algunas de ellas llevaban efectos de los domicilios, principalmente joyas, además ordenadores, teléfonos móviles, monedas antiguas, bolígrafos y colonias; y en otras herramientas como una pata de cabra, punzones destornilladores, linternas, varios pares de guantes y una cuerda de unos 20 metros.

Los agentes, tras realizar diversas comprobaciones los detuvieron como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza. El tío portaba entre sus efectos una llave del portal del edificio donde fue detenido.

Además los investigadores tras las averiguaciones oportunas los consideran a los ahora arrestados los presuntos autores de otros siete robos con fuerza cometidos los últimos dos meses en Alzira. Los efectos recuperados han sido entregados a sus legítimos propietarios.

El detenido mayor de edad con numerosos antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, mientras que el menor fue entregado a su madre tras dar cuenta a la fiscalía de menores.

No hay comentarios

Dejar respuesta

veinte + 2 =