Detenidos dos hermanos con cinco kilos de cocaína en La Costera – Canal

Agentes de la Policía Nacional han detenido, en las comarcas valencianas de Canal de Navarrés y la Costera, a dos hermanos, de 32 y 39 años, de origen argentino, como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales, tras intervenir en un domicilio familiar varios paquetes de, al parecer, cocaína con un peso de más de cinco kilogramos. A uno de los hermanos además se le considera el presunto autor de los delitos de tenencia ilícita de armas, contra la seguridad del tráfico y falsificación de documentos. La pareja de éste fue detenida como presunta autora de un delito de blanqueo de capitales.

Los agentes realizaron tres registros, dos en dos domicilios y uno en una nave industrial, en varias localidades de la comarca de Canal de Navarrés y la Costera, en donde se incautaron de cinco kilogramos de cocaína, e intervinieron, entre otros efectos, una pistola detonadora modificada para uso real, diversa munición, un coche de alta gama “caleteado”, documentación de identidad belga con la fotografía de uno de los detenidos y filiación falsa, los elementos esenciales de un laboratorio de cocaína, un chaleco antibalas y unos 5.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron en enero al tener conocimiento los agentes que un hombre, que en el año 2.016 había colaborado con un entramado polaco dedicado al cultivo de marihuana, podría estar dedicándose al tráfico de cocaína por la zona de Xàtiva.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que el sospechoso no desarrollaba ninguna actividad laboral remunerada pero que disponía de varios inmuebles, a nombre de terceros o en alquiler y de varios vehículos en las mismas condiciones.

Grandes medidas de seguridad

En el transcurso de las investigaciones, los agentes comprobaron que el sospechoso utilizaba unas elevadas medidas de seguridad en sus desplazamientos, llegando incluso a deshacerse de un coche que utilizaba en ese momento tras detectar en una única ocasión la presencia policial y adquirió otro a través de su testaferro habitual.

Continuando con las investigaciones, los policías averiguaron que cuando el sospechoso se alejaba de su zona habitual, era al parecer para tener citas con otras personas dedicadas al tráfico de drogas, así como que frecuentaba un gimnasio en una localidad próxima a Valencia.

Por otro lado, los agentes averiguaron que en las cuentas corrientes del presunto autor y su pareja era habitual que hubiese descubiertos, que se cubrían con inyecciones de efectivo cuyo origen era desconocido, así como que a esto habría que añadir otros pagos como alquileres de inmuebles o coches que también eran realizados en efectivo.

Utilizaba a su hermano como lanzadera en sus desplazamientos

En los dispositivos de vigilancia, los agentes observaron que el hermano del sospechoso era utilizado como “lanzadera” ya que se dedicaba a circular por delante de éste, con el fin de detectar la presencia policial y darle aviso, así como averiguaron que también era utilizado como testaferro.

A finales de junio, los policías tuvieron conocimiento de que el sospechoso había realizado un viaje a Marbella (Málaga) en el que, al parecer, había mantenido una entrevista con una persona que meses atrás había sido detenida por tráfico de drogas.
La madrugada del 24 de julio, los agentes comprobaron que el sospechoso había realizado otro viaje a Marbella, donde únicamente había permanecido alrededor de media hora, y que seguidamente había regresado a Valencia circulando en algún tramo a más de 200 kilómetros por hora. A su llegada se metió en un domicilio familiar.

Tras comunicación al juzgado, los policías realizaron una entrada y registro en el domicilio donde detuvieron al sospechoso e intervinieron varios paquetes de, al parecer, cocaína con un peso de más de cinco kilogramos, una pistola detonadora modificada para hacer uso real, abundante munición, un coche de alta gama “caleteado” y un juego de documentos de identidad belga con una foto del ahora detenido y filiación falsa.

Ocultos en un arcón

A continuación, los agentes realizaron un registro en una nave industrial de la zona donde localizaron varios vehículos y ocultos en un arcón los elementos esenciales de un laboratorio de cocaína entre los que cabe destacar material de corte, acetona, microondas, hornos, prensa y gato hidráulico, así como un chaleco antibalas.

Finalmente, los policías detuvieron al hermano y a la pareja del ahora detenido, así como realizaron un registro en el domicilio que la pareja compartía en Xàtiva donde intervinieron unos 5.000 euros.

Se continúan las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos.

Los hermanos detenidos, uno con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial que ha decretado su ingreso en prisión, mientras que la mujer tras ser oída en declaración fue puesta en libertad, no sin antes ser advertida de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuese requerida.

No hay comentarios

Dejar respuesta

14 + cinco =